Conmemoración 24 aniversario del desastre nuclear de Chernóbil

Hace veinticuatro años, el término  “átomo pacífico” y con ello el de “seguridad nuclear” desapareció entre la nube negra que surgió de las llamas del reactor nuclear número 4 de la central nuclear de Chernóbil.

Abril 26 de 1986, es el día en que se desata el mayor desastre nuclear de la historia, cuyo foco es una pequeña ciudad ucraniana  sobre el río Pripyat, en la antigua Unión Soviética. Aquel día, después de haberse decidido reducir paulatinamente la potencia de generación eléctrica para iniciar un test en el circuito refrigerador del reactor 4 de la Central Nuclear, se produjo un sobrecalentamiento del núcleo del reactor, que en conjunto a fallas en los sistemas de control y la riesgosa desactivación del sistema de seguridad desencadenan la explosión y la liberación de material radioactivo.

Este accidente provocó su mayor impacto en las tres repúblicas vecinas de la antigua Unión Soviética, los países ahora independientes de Ucrania, Bielorrusia y Rusia. Pero los impactos del desastre se extendieron mucho más lejos. Más de la mitad del cesio-137 liberado como resultado de la explosión fue transportado a la atmósfera hasta otros países europeos. Al menos catorce países de Europa (Austria, Suecia, Finlandia, Noruega, Eslovenia, Polonia, Rumania, Hungría, Suiza, República Checa, Italia, Bulgaria, República de Moldavia y Grecia), se vieron contaminados por altos niveles de radiación. Cantidades de radiactividad menores, pero importantes, provocadas por la fuga de Chernóbil, fueron detectadas en todo el continente europeo, desde Escandinavia hasta el Mediterráneo (alcanzando también España, especialmente Cataluña y Baleares) y Asia.

Más de 45.260 km2 de suelo en Europa está altamente contaminado .A pesar de la extensión geográfica y de la gravedad de la contaminación provocada por el accidente, la magnitud total del impacto sobre los ecosistemas, la salud humana, la economía y las estructuras sociales sigue siendo desconocida.

El rango en el que oscilan las estimaciones de exceso de mortalidad como consecuencia del accidente de Chernóbil es considerablemente amplio, dependiendo concretamente de las variables que se tengan en cuenta para su cómputo. Por ejemplo, en el informe del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) de 2005, se habla de 4.000 muertes adicionales como consecuencia del accidente de Chernóbil. Las cifras publicadas más recientemente sugieren que sólo en Bielorrusia, Rusia y Ucrania el accidente causó alrededor de 200.000 muertes adicionales entre 1990 y 2004. En total, los datos disponibles,  revelan una elevada discordancia en las estimaciones del incremento de la tasa de mortalidad causada por el accidente de Chernóbil, poniendo en evidencia las enormes incertidumbres que rodean a la información sobre la magnitud del impacto del accidente.

Hoy día no existe ninguna duda de que la contaminación de Chernóbil ha causado un gran aumento de la incidencia de enfermedades, entre poblaciones de las regiones altamente contaminadas y entre los grupos expuestos a los niveles más altos de radiación. Entre 1990 y 2000 se documentó un incremento del 40% de todos los cánceres en Bielorrusia, con aumentos más altos (52%) en la región altamente contaminada de Gomel que en las regiones menos contaminadas de Brest (33%) y Mogilev (32%). Desde 1992 se ha detectado un aumento considerable de la incidencia de todo tipo de leucemias entre la población adulta de Bielorrusia en su totalidad. El 43,5% de niños afectados cuando estaban en el vientre materno desarrollo deficiencias inmunológicas. La edad ‘biológica’ aparente de los habitantes de zonas contaminadas por la radiación en Ucrania ha aumentado desproporcionadamente desde el accidente, se ha estimado un envejecimiento prematuro de entre 7 a 9 años.

Ahora que conoces las consecuencias que la energía nuclear ha traído a la humanidad y las que puede traer a nuestro planeta, te invitamos a alzar tu voz para decir NO a la Energía Nuclear y a toda energía poco sustentable, es tiempo de unirte a la Revolución Energética.

Felipe Vera – Equipo Cambio Climático

Mas Información:

Energia Nuclear “GreenPeace”: http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/energ-a-nuclear

Los mitos de la energía nuclear: http://www.greenpeace.org/raw/content/argentina/cambio-climatico/revolucion-energetica/nuclear/los-mitos-de-la-energ-a-nuclea.pdf

Leave a Reply